dimarts, 20 de febrer de 2018

Annibal ad portas!

Busto de Aníbal
(versió en català aquí)

Annibal ad portas! Annibal ad portas! Este era el grito que resonaba en la ciudad de Roma el año 211 aC. El cartaginés Aníbal Barca (247-183 aC) se había plantado ante las puertas de la ciudad latina, tras una fulgurante campaña militar y amenazaba la capital del estado más poderoso de todo el Mediterráneo occidental. Roma se tambaleaba, sus aliados en la península itálica dudaban o, directamente, la abandonaban y su futuro pendía de un hilo. Aníbal: la sola mención de su nombre estremecía a los romanos, incluso años después de su muerte.

¿Quién era este genial estratega, capaz de poner de rodillas a la todopoderosa Roma? ¿Cómo y por qué sus tácticas y estrategias siguen, a día de hoy, estudiándose en las academias militares? ¿Qué tenía este osado general para ser admirado, temido y respetado incluso por sus adversarios más acérrimos? ¿Cómo es posible que, 2.000 años después de su muerte, aún nos sorprenda su audacia -irrepetible incluso en la actualidad- de cruzar en pleno invierno los Alpes con un ejército de 50.000 soldados y alrededor de 35 elefantes? Dante Alighieri, Petrarca, Bocaccio, Maquiavelo, Poussin, Montesquieu, Federico II de Prusia, Rousseau, Goya, Turner, Flaubert... ¿Qué es lo que vieron estos artistas en Aníbal para convertirlo en la inspiración de sus obras?

Annbal vencedor contempla Italia desde los Alpes (Francisco de Goya)

El libro Aníbal de Cartago. Historia y mito (varios autores, editorial Polifemo, Madrid, 2012) viene a contestar muchas de estas preguntas. Es una obra multidisciplinar en la que, desde diferentes vertientes -arqueologia, numismática, arte, fuentes escritas, poliorcética, urbanismo, ritos funerarios, organización del ejército- se abordan la época, los personajes y los lugares que marcaron la vida y obra de este general cartaginés, catalogado como uno de los militares más brillantes de todos los tiempos. Aníbal de Cartago. Historia y mito es una valiosísima herramienta que vierte luz sobre aspectos desconocidos o poco estudiados, que contextualiza episodios hasta ahora aislados y que sistematiza disciplinas y estudios que quedaban dispersos.

Si queréis ir un poco más lejos en el conocimiento de la vida y obra del púnico más famoso de la historia, os recomiendo también Aníbal, de Gisbert Haefts (editorial Edhasa, Barcelona, 1990), una novela histórica -un libro radicalmente diferente del anterior, pues- que pone el contrapunto novelado de la vida de este extraordinario militar. Asombra pensar cuán diferente sería el mundo entero si Cartago se hubiera impuesto a Roma: el derecho, la mentalidad, las costumbres y, en especial, el idioma de buena parte del planeta serían diferentes. Quién sabe si todos nosotros -¡continentes enteros!- lejos de hablar lenguas románicas estaríamos ahora hablando, escribiendo y viviendo en un idioma de raíz semítica. ¡Quién sabe!

dilluns, 5 de febrer de 2018

La Barcelona Masónica

Las Constituciones de Anderson

Versió en català aquí

Esta ruta la estrené en 2009 a raíz de un artículo que leí en el periódico, que hacía referencia a un libro, Paseos por la Barcelona Masónica, de Xavi Casinos. Desde entonces, por la ruta ya han pasado más de 3.000 personas.

La ruta dura unas 2:30 horas, aunque podría ser mucho más larga, debido a la gran cantidad de documentación disponible. Visitamos algunos -no todos, esto sería difícil, por no decir imposible- de los monumentos de Barcelona relacionados con la masonería. La mayoría de estos monumentos son más bien discretos, es decir, que su filiación masónica no es clara ni obvia; algo lógico si tenemos en cuenta la marginación y persecución que ha sufrido la masonería en nuestro país. Otros, en cambio, lucen orgullosos compases y escuadras, mandiles, martillos y cinceles. Si sorprende la saña con que la masonería fue perseguida en nuestro país, más sorprendente es todavía ver cómo algunos de estos monumentos sobrevivieron incólumes a la furia inquisidora de regímenes dictatoriales de todo tipo. Además de visitar algunos de estos monumentos, hablamos de los orígenes, la historia, los símbolos y el estado actual de la masonería.

En todo este tiempo, además, me he zambullido en esta sociedad o escuela filosófica de estudio, reflexión y acción. Hoy, sin creerme, ni mucho menos, un experto, puedo decir que profundizar en el conocimiento de la masonería me ha permitido, a la vez, profundizar en el conocimiento de mí mismo. Y puedo decir que ninguna otra de los paseos que hago me ha influido tanto como lo ha hecho esta. En cierta forma, ha habido un feedback, una retroalimentación que me ha llevado a plantearme preguntas, dudas y a intentar buscar respuestas a tantas y tantas preguntas que los humanos nos hacemos: quiénes somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos... La masonería no te da estas respuestas pero te puede facilitar las herramientas para que tú mismo las contestes. La masonería no es una religión, no es un partido político, no es una secta; va mucho más allá de todo esto.

En todo caso, la respuesta la tiene que dar cada uno de nosotros, desde su interior, desde sus creencias.

Esta ruta está totalmente adaptada para personas con movilidad reducida

Con un grupo de amigos

Mandil masónico

Compases i escuadras en la calle Comercio